Blog / Cómo enseñar a nuestro pequeño a controlar la orina
3 enero, 2017
Cómo enseñar a nuestro pequeño a controlar la orina

Seguro que muchos padres han aprovechado la visita de los reyes magos durante estas fiestas navideñas para ayudar a sus pequeños a dar el siguiente paso en su transición de bebés a niños. La retirada del pañal es sin duda uno de los momentos trascendentales de la vida de los pequeños de la casa, y también de los padres, […]

Children's legs hanging down from a chamber-pot on a blue background

Seguro que muchos padres han aprovechado la visita de los reyes magos durante estas fiestas navideñas para ayudar a sus pequeños a dar el siguiente paso en su transición de bebés a niños. La retirada del pañal es sin duda uno de los momentos trascendentales de la vida de los pequeños de la casa, y también de los padres, porqué a partir de ese momento vivirán unas semanas un poco complejas hasta conseguir el ansiado resultado: que vuestro hijo pueda controlar sus ganas de hacer pipí.

A sabiendas que este es un proceso un tanto difícil, os vamos a enseñar unas pequeñas pautas para que ese proceso resulte más llevadero tanto a padres como a hijos.

Para empezar, lo primero que debemos tener claro es que será nuestro hijo quien marcará los ritmos en este proceso. Por ello debemos estar atentos a las señales que nos muestran para saber si está preparado o no para dar ese paso.

Si pasa varias horas sin mojar el pañal o duerme toda la noche y se despierta con el pañal seco, es la señal más importante que nos desvela que nuestro hijo controla sus esfínteres. Si además, se muestra molesto con el pañal mojado y él mismo es quien pide que lo cambiemos ante esta molestia, nos podemos empezar a plantear dar el paso de retirar el pañal. El hecho de que muestre interés por actuar como los mayores y usar el baño cada vez que tenga necesidades, también resulta un buen indicador de que está preparado para el cambio.

Por lo general estos primeros síntomas de madurez suelen darse entre los 20 y los 30 meses, aunque no hay una norma fija. Puede que un niño lo haga a los 18 meses y que otro no sepa controlar sus esfínteres hasta los 3 años. Normalmente las niñas aprenden antes que los niños. Pero, como decíamos al principio, deben ser ellos quienes marquen los ritmos, de lo contrario podríamos obtener el resultado contrario a lo que estamos buscando.

Si observamos que el niño está listo podemos empezar a retirar el pañal progresivamente en función de sus avances. El proceso puede durar entre uno y tres meses. Es recomendable empezar poco a poco a sentarle en el orinal cuando tenga pipí, preguntarle a menudo si tiene, hasta que acabe identificando las ganas de ir al abaño antes de que se le escape. Al principio debemos ser pacientes ya que puede que no lleguemos a tiempo, pero poco a poco ser irá acostumbrando.

La paciencia es algo que debe acompañarnos en todo este proceso, ya que aunque veamos que nuestro pequeño consigue retener bien, será habitual que durante estos primeros meses tenga escapes. Importante: No culpabilizarle por ello, nuestra tarea es animarlo a que la próxima vez esté más atento y felicitarle cuando así lo haga.

Síguenos en

Destacado

JULIETTE CROWE también te recomienda los siguientes productos:

Etiqueta


Entradas Relacionadas

Blog Crowe for Kids - 5 abril, 2016
Uno de los grandes retos para los pequeños de la casa, llegados a cierta edad, es tener que decir...
Blog Crowe for Kids - 5 abril, 2016
La sustitución de los dientes de leche por los definitivos (más fuertes y duros) no se produce en una...
Blog Crowe for Kids - 5 abril, 2016
Hoy en día no sólo a las niñas les gusta peinarse, cambiarse el corte de pelo y el peinado...