Blog / Los pies también merecen un cuidado en invierno
5 abril, 2016
Los pies también merecen un cuidado en invierno

Normalmente no acostumbramos a hablar de los pies en invierno porqué no se ven. Suele ser en verano cuando les prestamos mayor atención por una simple razón: están siempre al descubierto y una buena imagen y cuidado resultan imprescindibles. Pero debemos tener en cuenta que el frío, el sudor y el tipo de calzado también […]

Family of feet warming at a fireplace

Normalmente no acostumbramos a hablar de los pies en invierno porqué no se ven. Suele ser en verano cuando les prestamos mayor atención por una simple razón: están siempre al descubierto y una buena imagen y cuidado resultan imprescindibles. Pero debemos tener en cuenta que el frío, el sudor y el tipo de calzado también dañan nuestros pies y los de los más pequeños de la casa. No podemos olvidarlos sólo porque en invierno los llevemos bien resguardados.

Los pies son una de las partes más importante de nuestro cuerpo ya que soportan todo el peso y son fundamentales para caminar. El cambio de temperaturas que conlleva la llegada del otoño y el invierno y el paso de un calzado abierto a uno cerrado afectan a nuestros pies más de lo que creemos. Así que, si no quieres tener duricias, hongos, cansancio y molestias en los pies este invierno, presta atención a nuestros consejos.

Elige zapatos transpirables: Los forros sintéticos de algunos zapatos pueden producirnos hongos e infecciones en los pies.

Zapatos de piel o de materiales naturales: Las fibras naturales, a parte de evitarnos rozaduras, ayudaran a que los pies transpiren mejor.

Mejor zapatos anatómicos: Éstos deben ser cómodos para nuestros pies y que se adapten a nuestra horma. Pasamos muchas horas al día con ellos puestos por lo que apenas debemos notar que los llevamos.

Evita la humedad: Para unos pies sanos durante todo el invierno es importante que éstos permanezcan secos. Para ello recurre a calcetines térmicos o bien a los tejidos naturales como la lana.

Dejar airear los zapatos a diario: Después de usarlos debemos dejar que se aireen, ya que en muchos casos acaban húmedos a causa del sudor.

Cuida todas las partes del pie: Todo el mundo tiende a cuidar de sus pies y uñas más en verano que en invierno. De todas formas, en las épocas de frío también es necesario mantenerlos hidratados para impedir que se agrieten. Mantén las uñas cortas, rectas y limadas para evitar que se encarnen o que se nos claven en la piel creando uñeros o infecciones.

Pies bien hidratados: Hidrátalos a diario con cremas hidratantes para pies realizando movimientos verticales. Si sufres de talones secos y agrietados o tienes psoriasis en los pies, te recomendamos usar a diario la Crema Reparadora de Pies de Crowe, muy rica en aceite de almendras, glicerina y lanolina que regenera e hidrata en profundidad la piel reseca y agrietada de los pies. Su formulación ultra-hidratante no deja sensación grasa recuperando la piel su aspecto sano, suave y sedoso. Verás como mejoran en cuestión de pocos días.

Síguenos en

Destacado

JULIETTE CROWE también te recomienda los siguientes productos:

Etiqueta


Entradas Relacionadas

Blog Juliette Crowe - 5 abril, 2016
Seguramente llevas años con el mismo peinado, el mismo corte y color de pelo por miedo a cambiar, verte...
Blog Crowe for Men - 5 abril, 2016
  A medida que envejecemos, todos nos encontramos cada vez más gruesos en la cintura ya que el exceso...
Blog Crowe for Men - 5 abril, 2016
  La mayoría de los hombres viven preocupados por la caída del cabello. Todos quieren tenerlo sano, fuerte, vigoroso...