Blog / Prevenir y eliminar las estrías
5 abril, 2016
Prevenir y eliminar las estrías

¿Qué puedo hacer para reducir las estrías en la piel? ¿Se pueden eliminar? Seguro que estás preguntas aparecen una y otra vez en nuestra cabeza cada vez que nos miramos al espejo y vemos esas antiestéticas estrías que afean nuestro cuerpo. Nadie quiere tener estrías, pero las mujeres embarazadas saben mejor que nadie que junto con las náuseas, […]

Stretch marks

¿Qué puedo hacer para reducir las estrías en la piel? ¿Se pueden eliminar? Seguro que estás preguntas aparecen una y otra vez en nuestra cabeza cada vez que nos miramos al espejo y vemos esas antiestéticas estrías que afean nuestro cuerpo.

Nadie quiere tener estrías, pero las mujeres embarazadas saben mejor que nadie que junto con las náuseas, la fatiga, el dolor de espalda y la micción frecuente, las estrías son otro desagradable síntoma de su estado.

Pero las estrías no aparecen sólo durante el embarazo. Son consecuencia de un cambio brusco en la piel que se estira para dar cabida a un aumento de volumen en nuestro cuerpo. La piel es muy elástica pero cuando su límite es sobrepasado sus fibras de colágeno y elastina se rompen y la piel literalmente se separa, creándose una cicatriz o estría.

Las estrías aparecen ante cualquier estiramiento exagerado de la piel y, en la mayoría de los casos, son procesos que no podemos evitar. El crecimiento en adolescentes, la pérdida brusca de peso a aumento del mismo y, como ya hemos comentado, el embarazo son los momentos más comunes en los que desarrollamos estrías.

Las estrías blancas suelen aparecer en los brazos, caderas, vientre y generalmente se producen con el aumento o descenso repentino de peso o cambios hormonales.

Al principio las estrías son de color rojo o púrpura en sus etapas iniciales y poco a poco se van fundiendo con la piel y se convierten en 2 o 3 tonos más claros que el tono de la piel, generándose las estrías blancas.

La pregunta del millón es, ¿es posible deshacernos de ellas? La respuesta es que lo más eficaz es evitar su aparición. Seguir una dieta saludable, equilibrada y variada nos ayudará a mantener un peso estable. Utilizar un cepillo para el cuerpo con cerdas suaves para masajear las zonas en las que tienden a salir aumentará la circulación de la sangre. Y, sobretodo, mantener la piel bien hidratada, suave y flexible utilizando cremas y aceites especiales para prevenirlas, nos ayudará a aumentar la producción de colágeno.

Si ya tienes estrías el resultado dependerá de la estría a tratar. Hay dos tipos de estrías:

Estrías rojas: Son la estrías “nuevas”, es decir, las que corresponden a la fase inicial de la misma. Aparecen de un color rojizo ya que se produce un fenómeno inflamatorio. Poco a poco se irá tornando blanca, señal evidente del ensanchamiento de la piel. Ésta es más fácil de tratar. Con una hidratación profunda y alguna sesión de peeling o mesoterapia virtual podemos hacerlas desaparecer o volverlas casi invisibles.

Estrías blancas: Corresponden a la fase madura de la estría. Muestra un tono blanco nacarado más claro que la piel que la rodea. Su piel es fina y ligeramente deprimida. Ésta requiere de tratamientos más largos y específicos para remodelar el colágeno y la elastina atróficos y corregir la pigmentación. Los resultados dependen de cada persona pero en general se logra una disminución de la estría de un 70%. Su completa desaparición es prácticamente imposible.

Existen remedios caseros que pueden ser de gran ayuda para la prevención de la estrías. Incluso si acaban de salir y son rojas, con ellos puedes hacerlas desaparecer. Si, de lo contrario, las estrías ya son blancas, podemos recurrir a ellos para disminuirlas o disimularlas, ya que será muy difícil eliminarlas por completo.

Aceite de coco: Se trata de uno de los remedios más útiles para prevenir las estrías. Sólo tenemos que aplicarnos este aceite por la zona que pueda verse afectada dando suaves masajes circulares, dejando actuar toda la noche. Para aumentar su efecto mejor calentarla al baño maría.

Zanahorias: Sólo debemos cocinar un par de zanahorias al vapor, hacerlas puré y mezclarlo con un poco de leche de almendras. Aplicamos en la zona a tratar, dejamos actuar durante 15 minutos y retiramos con agua fría.

Manteca de cacao: Favorece la producción de colágeno y mejora la elasticidad de la piel. Es rica en vitamina E, recomendada para las afecciones cutáneas, por lo que nos ayudará a reducir las estrías cuando hayan aparecido. Se recomienda aplicar dos veces al día, sobretodo después de la ducha.

Aceite rosa mosqueta: Es un remedio que ayuda a la regeneración celular y fomenta la producción de melanina. La aplicación la puedes realizar directamente sobre las estrías o también echando unas gotitas a tu crema hidratante corporal, masajeando hasta que sea totalmente absorbida.

Aceite de oliva: Ayuda a calmar la piel y actúa para prevenir las estrías profundas mejorando la circulación sanguínea.

Cuando la estría se resiste podemos recurrir a los cosméticos específicos anti-estrías o a tratamientos profesionales como la mesoterapia virtual, la radiofrecuencia o el peeling.

Pero lo más importante es cuidar la dieta, consumir al menos dos litros de agua al día e hidratar periódicamente tu piel, aspectos que sin duda serán de gran ayuda en la prevención de estas antiestéticas cicatrices.

Síguenos en

Destacado

JULIETTE CROWE también te recomienda los siguientes productos:


Entradas Relacionadas

Blog Crowe for Family - 5 abril, 2016
¿Quién no ha tenido alguna vez una incómoda rojez o calenturaen los labios? Conocido como un “herpes simple” se trata de una...
Blog Crowe for Family - 5 abril, 2016
Normalmente no acostumbramos a hablar de los pies en invierno porqué no se ven. Suele ser en verano cuando...
Blog Calidad Crowe - 30 marzo, 2016
  En nuestra selección, tenemos muy en cuenta aquellas preferencias que sabemos que son importantes para ti y para...