Blog / Cómo tratar el herpes labial
5 abril, 2016
Cómo tratar el herpes labial

¿Quién no ha tenido alguna vez una incómoda rojez o calenturaen los labios? Conocido como un “herpes simple” se trata de una enfermedad infecciosa inflamatoria que se caracteriza por la aparición de lesiones cutáneas formadas por pequeñas vesículas agrupadas en racimo y rodeadas de un aro rojo. Se transmite por contacto con la piel, y aparece cuando el […]

beautiful lips virus infected herpes

¿Quién no ha tenido alguna vez una incómoda rojez o calenturaen los labios? Conocido como un “herpes simple” se trata de una enfermedad infecciosa inflamatoria que se caracteriza por la aparición de lesiones cutáneas formadas por pequeñas vesículas agrupadas en racimo y rodeadas de un aro rojo.

Se transmite por contacto con la piel, y aparece cuando el sistema inmune se deprime, como en periodos de gripe, estrés, exposición solar, deshidratación o desnutrición. Se puede transmitir fácilmente a través de besos, saliva e incluso a través de instrumentos infectados como cepillos de dientes, hojas de afeitar u otros objetos como vasos o toallas y, además, no tiene edad, con lo que ni siquiera los niños están inmunes.

Esta infección no sólo se transmite cuando hay presencia de ampollas sino también cuando la persona está infectada, en muchos casos sin saberlo debido a que nunca percibió manifestación alguna. Se considera que hasta un 75% de las personas infectadas lo desconocen, por ello resulta la causa principal por la cual estos virus se expanden sin cesar.

No se trata de una infección importante pero lo cierto es que no tiene cura y, una vez infectada la persona, el virus permanece en las células nerviosas de manera latente o inactivo por muchos años o de por vida. Por ello siempre que reaparece lo suele hacer en la misma zona a la mínima que nuestro cuerpo se encuentra bajo de defensas, apareciendo esos conocidos e incómodos síntomas de picazón y ardor. Algunas personas sufren un episodio o dos por año pero otras los padecen con mayor frecuencia, algo que desespera a aquellos que las sufren.

¿Cómo prevenirlo?

Este herpes es muy contagioso así que para prevenirlo debemos:

– Evitar el contacto directo o indirecto con los labios de personas que tengan herpes labial (evitar besar, compartir toallas, vasos, platos, cubiertos, etc.)
– Utilizar bálsamos labiales con protección solar y usarlos frecuentemente cuando vayamos a exponernos al sol.
– Evitar morderse los labios o quitarse las pieles secas.

¿Cómo combatirlo y actuar a tiempo?

– Identifica la secuencia, es decir, analiza cada vez que ocurre un ataque de herpes labial qué lo motivó. Así podrás identificar el factor desencadenante y evitarlo.
– Evita los alimentos altos en arginina ya que se trata de un aminoácido esencial para el metabolismo del virus del herpes. Se encuentra en alimentos como el chocolate, bebidas de cola, guisantes, cacahuetes, gelatina, nueces y cerveza.
– Adopta una actitud más positiva ante la vida. Las investigaciones han demostrado que la tensión o estrés puede relacionarse de alguna manera con la reaparición o brote del virus. Por esa razón es conveniente relajarse mediante ejercicios o técnicas como la visualización y meditación.
– Utiliza humectante labial cuando sientas los labios resecos.
– No te expongas al sol sin filtro solar.
– No reutilices tazas, tenedores u otros artículos sucios que vayan a tu boca.
– No toques tu cara o boca con las manos sucias y mantén una botella desinfectante para manos contigo, para mantenerte libre de bacterias.

Síguenos en

Destacado

JULIETTE CROWE también te recomienda los siguientes productos:

Etiqueta


Entradas Relacionadas

Blog Calidad Crowe - 30 marzo, 2016
  En nuestra selección, tenemos muy en cuenta aquellas preferencias que sabemos que son importantes para ti y para...
Blog Crowe for Men - 5 abril, 2016
  A medida que envejecemos, todos nos encontramos cada vez más gruesos en la cintura ya que el exceso...
Fofismo
Blog Crowe for Men - 3 febrero, 2016
¿Aún no sabes qué es ser “fofisano”? Pues es la nueva moda en belleza masculina. Sí, después del metrosexual,...